La oposición exige el cese del fiscal jefe Anticorrupción por su sociedad en Panamá

Moix acredita que declaró al fisco español la mercantil, que recibió con sus hermanos por herencia de sus padres

F. J. PÉREZ
J. A. HERNÁNDEZ

Madrid 30 MAY 2017 – 22:54 CEST

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, posee desde 2012 el 25% de una sociedad offshore en Panamá junto con sus tres hermanos. Esta mercantil, denominada Duchesse Financial Overseas, es la propietaria a su vez de un chalé en Collado Villalba (Madrid), valorado en unos 550.000 euros, según publicó el martes el diario digital Infolibre. Moix ha reconocido que es dueño de una cuarta parte de esta sociedad en el paraíso fiscal centroamericano y ha informado que esta forma parte de la herencia recibida de sus padres, fallecidos en octubre de 2008 y diciembre de 2011. Según el fiscal jefe, la sociedad está debidamente declarada a Hacienda y no ha podido ser disuelta porque los gastos de liquidación no pueden ser asumidos por alguno de los hermanos.

Después de conocerse la noticia, Isabel Rodríguez, portavoz adjunta del grupo socialista en el Congreso de los Diputados ha solicitado este martes la comparecencia urgente del ministro de Justicia, Rafael Catalá, y ha exigido la dimisión de Moix, informa Juan José Mateo. El ministro fue reprobado por el pleno del Congreso el pasado 18 de mayo. Toda la oposición considera que tanto Catalá como José Manuel Maza, fiscal general del Estado y Moix han obstaculizado “la acción de la Justicia en las causas judiciales por delitos relacionados con la corrupción”. Tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como Catalá, han defendido y avalado la gestión del jefe de la Fiscalía Anticorrupción.

“Se supone que quien tiene intereses en paraísos fiscales es para no pagar impuestos. Es vergonzoso que quien está llamado a perseguir la corrupción, y resulta que lo que hace es dificultarla, tenga intereses en paraísos fiscales”, ha declarado Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, en los pasillos del Congreso, informa Elsa García de Blas. Moix ha afirmado este martes en la Cadena Ser que no ve motivos para dimitir o para que le destituyan porque, en su opinión, ser dueño junto a sus hermanos de una sociedad offshore no supone ninguna “incompatibilidad” con su cargo.

La empresa panameña fue constituida en Panamá, según el diario, el 4 de enero de 1988. Un mes y medio más tarde Duchesse Financial Overseas adquirió el chalé de Collado Villalba que hasta entonces pertenecía de forma personal al matrimonio formado por los padres de Moix, casados en régimen de gananciales. En ese acto, la mercantil panameña estuvo representada por Margarita Moix, la hija mayor del matrimonio y abogada de profesión.

La vivienda, de seis dormitorios, cinco baños, piscina y parcela de 4.600 metros cuadrados, fue la residencia de los padres. Según han manifestado fuentes próximas a Moix al diario El Español antes de que Infolibre publicara su información, los hijos del matrimonio conocieron la existencia de Duchesse Financial Overseas en 2008, cuando falleció la madre. Según este testimonio, al morir el padre de Moix, catedrático e inspector de trabajo, los cuatro hermanos pagaron los impuestos de sucesiones y presentaron el modelo 720 ante la Agencia Tributaria para declarar bienes en el extranjero valorados en más de 50.000 euros.

“EXPLICACIONES URGENTES”
Las principales asociaciones de fiscales reclamaron este martes a Manuel Moix “explicaciones urgentes y convincentes” sobre su empresa en Panamá. “Tiene que dar ya explicaciones pertinentes”, dijo a Efe Jesús Alonso, portavoz de la Asociación de Fiscales, de carácter conservador y mayoritaria en la carrera.
La Unión Progresista de Fiscales (UPF) mostró su “enorme preocupación” por la “imagen de la Fiscalía Anticorrupción” y de la carrera fiscal en general. “Es momento de tomar decisiones de naturaleza personal. Al frente de quien debe combatir cualquier tipo de corrupción no puede estar un fiscal cuya conducta personal dista mucho de ser ejemplarizante”, señaló esta asociación en un comunicado. “Es tiempo de mudanza, solo así se resarciría mínimamente el daño ya causado”, añade la UPF.

Miguel Pallarés, de la Asociación Profesional e Independientes de Fiscales, afirmó que ni ahora ni nunca “al frente de Anticorrupción puede estar una persona que esté vinculada con un paraíso fiscal”.

La sociedad ha permanecido inactiva. El Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal dice que el cargo de fiscal es “incompatible” con “las funciones de director, gerente, administrador, consejero, socio colectivo o cualquier otra que implique intervención directa, administrativa o económica en sociedades o empresas mercantiles, públicas o privadas de cualquier género”.

Duchesse Financial Overseas no ha tenido más uso que el de la mera posesión patrimonial de esta casa familiar, que no ha podido ser vendida por los hermanos Moix. Las fuentes próximas al fiscal señalaron a El Español que en los más de cinco años transcurridos desde que falleció su padre, los hermanos no han podido disolver la sociedad panameña debido a que la situación económica de alguno de los cuatro herederos no lo permitía. Las mismas fuentes señalan que el fiscal jefe Moix propuso renunciar a su parte de la herencia a favor de sus hermanos, pero que estos no lo aceptaron porque les obligaría a repartir entre los tres restantes los gastos de mantenimiento del inmueble.

La Fiscalía General del Estado ha rechazado este miércoles comentar nada sobre la sociedad offshore del fiscal jefe Anticorrupción. Fuentes de la Fiscalía han afirmado que se trata de “un asunto personal de Moix que no afecta a la fiscalía general”.

TESTAFERROS CON MÁS DE 44.000 EMPRESAS

Creada ante un notario panameño el 22 de diciembre de 1987 e inscrita en el Registro Público de este país centroamericano el 4 de enero de 1988, Duchesse Financial Overseas figura aún hoy como activa y con vigencia “perpetua”, según ha podido constatar EL PAÍS. Sin embargo, fuentes cercanas a Moix alegan que dicha compañía no tiene ninguna actividad y que su única función hasta ahora ha sido figurar como propietaria de la vivienda familiar de los padres del fiscal jefe Anticorrupción que heredaron este y sus tres hermanos. El registro panameño detalla también que el capital social de la firma es de 10.000 dólares (8.986 euros) divididos en 100 acciones.

Creada a través del despacho de abogados Morgan & Morgan, uno de los principales bufetes del país centroamericano para la creación de sociedades en paraísos fiscales, como cargos de la compañía no figura ningún miembro de la familia Moix, sino conocidos testaferros. Una de las “suscriptoras” de Duchesse Financial Overseas es Adelina Mercedes Chavarria de Estribi, quien aparece en el registro panameño como directiva de más de 27.000 sociedades. Otros dos directivos que aparecen en la misma con conexiones con un elevado número de empresas son la tesorera Aida May Biggs, de 94 años y que figura en otras 17.000, y el suscriptor Pablo Javier Espino. Junto a ellos aparece como presidente Gerhard Leiss, mientras que Ana Leiss es secretaria. Estos dos últimos y la nonagenaria Aida May Biggs tienen también el cargo de directores.

FUENTE: ELPAIS.COM

ENLACE: http://politica.elpais.com/politica/2017/05/30/actualidad/1496135685_018688.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL DESGOBIERNO DE RAJOY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s