El exregidor de Caravaca, del PP, admite que El Roblecillo se aprobó sin garantía de agua

Domingo Aranda, que ayer declaró como investigado, afirma que la urbanización «era una oportunidad»

RICARDO FERNÁNDEZ | MURCIA
31 marzo 2017
02:52

«Era una oportunidad». Hasta en tres ocasiones repitió ese argumento Domingo Aranda, quien fue alcalde popular de Caravaca de la Cruz entre los años 1999 y 2015, durante la declaración como investigado (imputado) que ayer tuvo que prestar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Murcia, Olga Reverte, dentro de las diligencias que se siguen por el ‘caso Roblecillo’ de supuesta corrupción urbanística. Con el argumento de que habría beneficiado a la localidad, el expolítico del PP trató de justificar que por parte del Ayuntamiento se hubiera dado luz verde a ese gran proyecto urbanístico, que contemplaba la construcción de más de 8.000 viviendas, campo de golf, centros comercial e hípico… y que habría supuesto duplicar la población del municipio de haberse desarrollado al completo.

Y probablemente se tratara de una gran oportunidad de desarrollo para la comarca, aunque el problema estribaba en que los terrenos sobre los que se iba a construir la urbanización estaban calificados como ‘Suelo No Urbanizable Protegido por el Planeamiento (NU-F de Protección Forestal)’, a lo que se sumaba que los tres técnicos municipales habían alertado en un informe de que ese proyecto era inviable. Aranda, sin embargo, aseguró ayer que, pese a que se les advirtió de «que así como estaba no se podía hacer», esos funcionarios municipales les señalaron los trámites que debían abordar para sacar adelante el proyecto, siguiendo las normas de la Ley del Suelo.

El exalcalde tuvo que reconocer, a resultas del interrogatorio al que le sometió la juez, que el plan urbanístico salió adelante a pesar de que no estaban garantizados los recursos hídricos suficientes para dar de beber a una población de más de 20.000 nuevos habitantes. «Sabíamos que la primera fase podía dotarse con los recursos públicos de los que disponía la zona, 600 hectómetros cúbicos, pero durante el procedimiento surgían otras vías de obtener recursos hídricos». Entre ellos apuntó a la posibilidad de una conexión Cenajo-Mancomunidad de Canales del Taibilla y al Programa Agua. «Todos esos programas y posibilidades no existían en 2004, pero el proyecto era a futuro y podía tardar en implantarse 40 años».

«Quizás nos equivocamos»

Cuando la juez le insistió en si en el año 2004 pensaban que acabarían teniendo agua, Aranda se pregunto: «¿Por qué no?». Y cuando, seguidamente, se le interpeló acerca de las razones por las que no se recalificó solo una unidad de actuación, para la que existía agua, y se rechazaron las otras actuaciones, el ex primer edil admitió que «probablemente, viendo el paso del tiempo, estábamos equivocados, pero si todo hubiera ido como iba en 2004 estaríamos hablando de otra cosa».

Respecto del convenio suscrito por la firma promotora Golden Sky, que implicaba un pago al Consistorio de 4,5 millones, además de 600 euros por vivienda vendida -otros casi 5 millones-, Aranda afirmó que sabía que se habían cobrado 300.000 euros iniciales de ese acuerdo y que en total, por unos y otros conceptos, y después de un largo proceso judicial, se habrían ingresado unos cinco millones.

El investigado sostuvo en todo momento que no había ningún informe que estableciera la «imposibilidad» de efectuar esa urbanización y que siempre pensó estar actuando conforme a la legalidad, porque así lo señalaban los informes técnicos de los que disponía.

Otros dos investigados

Ayer también prestaron declaración como investigados el exconcejal de Agricultura y Ganadería y pedáneo de Archivel, Juan González Torrecilla, y el exedil de Festejos, Gonzalo López-Aguy Torres, quienes prácticamente se limitaron a repetir que desconocían casi todo lo referente al procedimiento urbanístico.

González Torrecilla adujo que «la gente de Archivel estaba contenta con que se hiciera esa urbanización» y respecto de la falta de agua, volvió a señalar que ese proyecto «era lo que quería el pueblo» y que pensaban «que se podía recibir agua del Taibilla y de algún otro sitio», como un manantial de la propia finca El Roblecillo.

Está previsto que hoy presten declaración otros cinco exconcejales que apoyaron este plan urbanístico, cuya recalificación se estima ilegal por afectar a terrenos forestales que eran objeto de especial protección.

FUENTE: LAVERDAD.ES

ENLACE: http://www.laverdad.es/murcia/201703/31/exregidor-caravaca-admite-roblecillo-20170331010905-v.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL DESGOBIERNO DE PEDRO ANTONIO SÁNCHEZ PP Y C´S, EL DESGOBIERNO DE RAJOY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s