La fiscalía evitó que se investigara a Villarejo por blanqueo de capitales

La comisión judicial y la Unidad de Asuntos Internos de la Policía investigaron las empresas del excomisario y los movimientos de dinero entre las distintas sociedades

JAVIER AYUSO

Madrid 17 FEB 2017 – 06:07 CET

La fiscalía de Madrid, que encabeza José Javier Polo Rodríguez, evitó el otoño pasado que se investigara al comisario José Manuel Villarejo por blanqueo de capitales. Tanto la comisión judicial que trabaja para el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, como la Unidad de Asuntos Internos de la Policía habían destacado en sendos informes que existían indicios de blanqueo de capitales tras analizar a fondo el entramado de empresas del comisario ya jubilado y los movimientos de dinero entre las distintas sociedades.

Frente a ambos informes, la fiscalía decidió no investigarlo ni tramitar las solicitudes de la Policía de datos a la Tesorería General de la Seguridad Social ni a la Agencia Tributaria. Tampoco emitió ningún auto, por no existir una acusación formal. Un portavoz de la fiscalía de Madrid declaró a EL PAÍS: “Se incoaron diligencias de investigación en mayo de 2016, una vez que recibimos el informe de Asuntos Internos; y después de practicar varias diligencias, en octubre de ese mismo año se procedió a decretar el archivo de la causa por entender que no existía razón alguna para justificar una investigación al no apreciar la existencia de delito”.

El controvertido policía se encuentra en situación de investigado en una de las piezas separadas del caso Nicolás, acusado de haber organizado la grabación ilegal, manipulación y difusión de una conversación entre policías y miembros del CNI.

En el informe de diligencias previas 4676/14 de la comisión judicial de la Policía Nacional, además considerar los ilícitos penales de revelación de secretos, encubrimiento y otros delitos contra la administración de Justicia y organización criminal, se afirmaba que “a raíz de esta investigación se ha descubierto la posible comisión de otros delitos como blanqueo de capitales, manipulación y alteración de pruebas judiciales, acusación y denuncia falsa, actividades prohibidas a los funcionarios públicos y otras filtraciones policiales que evidencia una actuación coordinada de los funcionarios policiales con los periodistas”.

Mientras el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, que preside Arturo Zamarriego, continuaba con el procedimiento, Asuntos Internos decidió investigar las sociedades en las que participa Villarejo. Tras confirmar, una a una, todas las participaciones y movimientos que destapó EL PAÍS, el informe concluye que “hay actuaciones sospechosas de encontrarse vinculadas con el blanqueo de capitales”.

El informe de Asuntos Internos al que ha tenido acceso este periódico afirma que “se han detectado varias operaciones que, permaneciendo pendientes de esclarecer” resultan “sospechosas o al menos anómalas, siendo además idóneas para la introducción en el mercado legal de fondos de origen desconocido”. Estas son las operaciones sospechosas:

  1. Venta de inmuebles a Arenal 2000 SL en 2006. Describe toda la operativa desde la constitución de junta de compensación en Palma, compraventa de inmuebles mediante pagarés, cartas de pagos incumplidas, rectificaciones ante notario y obtención de una plusvalía de 6 millones de euros en cuatro días.
  2. Adquisición de inmuebles en Córdoba y Estepona en 2009. Se refiere a varias compraventas de inmuebles en Andalucía en las que participan sociedades de Villarejo; entre ellas Financiera Omerán SA, creada en Uruguay y que luego trasladó a España cuando este país dejó de ser un paraíso fiscal. “La proximidad o vinculación entre las partes”, dice el informe, “constituye un indicador de riesgo que aparece asociado en múltiples ocasiones a esquemas de blanqueo”.
  3. Utilización de prestadores de servicios profesionales o servicios fiduciarios. Explica que las sociedades Financiera Uruplán y Financiera Omerán (propiedad de Villarejo en Uruguay), fueron constituidas por el despacho Vignoli Laffitte & Lublinerman en Montevideo y que “el citado despacho ha sido relacionado con actividades favorecedoras del lavado de dinero”.
  4. Vinculaciones de la estructura societaria con personas condenadas, investigadas o vinculadas con operaciones sospechosas de blanqueo. Cita, entre otros, a Rafael Gómez Sánchez (alias Sandokán), José María Clemente Marcet, Diego Serrano Serrano y Ángel Luis Serrano Serrano (del grupo Affirma).
  5. Posible presencia de cuentas o cualquier otro producto financiero en territorios de riesgo. Se refiere a Cenyt Consultoría Organizacional, que figura en operaciones de exterior en 2014 y salidas de medios de pago en 2011 con países de contrapartida Uruguay, Estados Unidos y Panamá. También cita operaciones en Suiza.
  6. Utilización de sociedades interpuestas que dificultan la identificación del verdadero titular de inmuebles.
  7. Importantes movimientos de efectivo. A través del Registro Mercantil se ha podido conocer que diversas sociedades del comisario Villarejo “reciben constantes e importantes inyecciones de capital mediante ingresos en efectivo”.

FUENTE: ELPAIS.COM

ENLACE: http://politica.elpais.com/politica/2017/02/16/actualidad/1487274910_063197.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL DESGOBIERNO DE RAJOY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s