La juez procesa al PP por destruir los ordenadores de Bárcenas

La magistrada propone juzgar también al abogado y al informático del partido por encubrimiento y daños

La juez de Madrid Rosa María Freire Pérez ha procesado este martes al Partido Popular como persona jurídica por la destrucción de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas. La magistrada propone juzgar también por daños informáticos y encubrimiento a la actual tesorera de la formación conservadora Carmen Navarro, al abogado Alberto Durán y al informático José Manuel Moreno.
Tras concluir la investigación sobre la destrucción de los ordenadores que Bárcenas tenía en la sede nacional del PP en la calle Génova 13 de Madrid, la magistrada transforma la pieza en procedimiento abreviado -trámite equivalente al procesamiento en el procedimiento sumario-. La juez considera que el abogado Durán fue el que supuestamente ordenó la destrucción de los discos duros “con el fin de eliminar los archivos que contuviesen”. El informático Moreno, que supuestamente formateó los computadores una treintena de veces, ejecutó la orden “pese a no estar jerárquicamente obligado a ello”.
Sobre la tesorera actual de la formación, Carmen Navarro, la magistrada Freire entiende que “permitió de forma expresa o tácita que su subordinado Moreno” eliminase los discos duros pese a que “conocía sobradamente las circunstancias del apoderamiento y custodia de los ordenadores portátiles del señor Bárcenas” y “la disputa jurídica en torno a los mismos”. Al PP se le procesa como persona jurídica por “no haber establecido un modelo de organización y gestión adecuado para impedir la comisión de este delito”.
La magistrada actúa contra el criterio de la fiscalía, que solicitó el archivo de la causa durante la fase de instrucción. Según el auto, tanto el abogado Durán como la tesorera Navarro “acordaron la destrucción física de los discos duros” con “aplicación de técnicas drásticas”. “La información fue destruida a conciencia mediante el sistema de borrado más drástico, el de sobreescritura 35 veces y rallado hasta su destrucción física”.
Con ello, entiende la magistrada, los responsables buscaban “impedir que datos importantes relativos a la contabilidad paralela” y “otros extremos” que Bárcenas guardaba en sus ordenadores portátiles pudiesen acabar formando parte de la investigación sobre la caja B del PP que llevaba a cabo el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Esta información “podía resultar muy relevante”, no solo para Bárcenas “sino para la investigación” sobre los papeles de Bárcenas, considera la magistrada.
La juez Freire recuerda en su auto dos aspectos relevantes: el primero es que no hay todavía una resolución firme que otorgue al PP la propiedad de los ordenadores Apple y Toshiba que usaba Bárcenas en Génova 13. El segundo es que “no ha resultado acreditado” que dichos ordenadores estuviesen vacíos cuando se les sometió al proceso de eliminación, como sostiene el PP. Es más, para la magistrada resulta relevante que Bárcenas adoptó en la sede nacional del partido medidas de seguridad para proteger las dos computadoras. Según la juez, el relato de Bárcenas es “coherente, firme e incluso meticuloso”.
FUENTE: ELPAIS.COM
Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL DESGOBIERNO DE RAJOY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s