Un alcalde del Partido Popular controlará las reuniones de los concejales de la oposición

El Gobierno municipal de Alcorcón (PP) aprobó en marzo una norma que prohíbe a la oposición mantener reuniones con posibles proveedores sin un funcionario presente. La oposición critica la medida: “Estamos a favor de mejorar la transparencia, pero con esto el PP quiere acabar con el trabajo de la oposición” Desde el Consistorio señalan que el objetivo de la norma es “aumentar la transparencia, la libre concurrencia y las buenas prácticas” en materia de contratación.

F.P.. 26.04.2016

El Gobierno municipal de Alcorcón (PP) pondrá en marcha un Código de Transparencia con el que podrá controlar el trabajo de los concejales de la oposición. Así lo decidió la Junta de Gobierno Local en sesión ordinaria el pasado 16 de marzo, donde se aprobaron medidas que prohíben, entre otros, mantener reuniones con posibles proveedores municipales sin la presencia de un funcionario. En concreto, el acuerdo señala que los representantes municipales (concejales, altos cargos, personal eventual, laboral y funcionarios) tienen prohibido “mantener reuniones o contactos de cualquier tipo con empresas o todos aquellos que las representen, sin que se comunique previamente a la Secretaría del Pleno y sin la presencia de un funcionario”. Esto supone que en cualquier reunión o conversación que tenga un concejal con un empresario local debe haber presente un funcionario, que tendrá que realizar un informe en menos de 24 horas. La norma se extiende “a cualquier contacto, correo, conversación o reunión con propietarios de suelo, promotores inmobiliarios, constructores u otro tipo de empresarios con interés en la actividad municipal”. Con esta medida, el Gobierno municipal tendrá toda la información con la que cuenta la oposición para realizar su labor Del mismo modo, se prohíbe a cualquier responsable municipal mediar ante otros funcionarios o políticos a favor de intereses privados de todo tipo, incluyendo la concesión de licencias, la presentación de productos o servicios, pago de deudas o cualquier otro asunto que pueda implicar un trato de favor. Además, el documento refleja que “ningún representante municipal, electo, alto cargo, personal eventual o funcionario, podrá recomendar los servicios de profesionales o empresas”. Todo aquel que contravenga estas normas será sancionado. La oposición municipal ha criticado esta medida por distintas razones. Ciudadanos entiende que esta iniciativa del Gobierno que encabeza David Pérez fogocita por completo la labor de la oposición. “Estamos a favor de mejorar la transparencia, pero con esto el PP quiere acabar con el trabajo de la oposición. Si no podemos manejar información propia no tenemos capacidad de decisión ni podemos generar propuestas. Con esta medida, el Gobierno municipal tendrá toda la información con la que cuenta la oposición para realizar su labor”, ha opinado el portavoz de la formación naranja en Alcorcón, Alfonso Reina, que ha asegurado que la norma “roza varios artículos de la Constitución”: “Son prácticas de hace más de 30 años”. El PSOE local, por otra parte, deja claro que está a favor de “cualquier método a favor de la transparencia”, aunque desconfía del anuncio. Su portavoz, Natalia de Andrés, teme que el tema “se vaya a quedar en un titular de prensa”. “No nos han sabido explicar cómo va a funcionar, qué presupuesto va a tener, cuántos funcionarios van a estar disponibles… Como oposición tenemos continuamente relaciones con los empresarios locales y debe estar claro cómo se va a aplicar esto”, afirma Andrés. Por su parte, desde el Ayuntamiento de la localidad señalan que el objetivo de la norma es “aumentar la transparencia, la libre concurrencia y las buenas prácticas ya existentes, desde el año 2012, en el Consistorio en materia de Contratación, y que establecen medidas que van más allá de las que la propia Ley exige”. Un Gobierno en minoría David Pérez fue reelegido como alcalde de Alcorcón en junio de 2015 después de ganar las elecciones municipales de mayo. En un pleno muy bronco, donde tuvo que intervenir la Policía Municipal, Pérez hizo valer sus 10 concejales—la mayoría está en 14—, cinco menos que en los comicios de 2011, para poder gobernar, esta vez en minoría. El candidato popular logró volver a encabezar el Consistorio de Alcorcón gracias a la abstención de Ciudadanos (4 concejales). La unión del PSOE (7), Ganar Alcorcón (5) e Izquierda Unida (1) no fue suficiente para impedir que Pérez volviese a gobernar Alcorcón cuatro años más.

FUENTE: 20MINUTOS.ES

ENLACE: http://www.20minutos.es/noticia/2730292/0/alcalde-pp-controla-reuniones-concejales-oposicion/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL DESGOBIERNO DE RAJOY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s