Rajoy se resiste a dar cuenta al Parlamento de la cumbre de refugiados

La vicepresidenta pide que se use abril como mes conciliador para negociar un Gobierno

MIGUEL GONZÁLEZ

Bruselas 18 MAR 2016 – 14:44 CET

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se resiste a comparecer ante las Cortes para dar cuenta del resultado del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas para abordar la crisis de los refugiados, a pesar de que es la primera vez que un jefe del Ejecutivo español acude a una cumbre con un mandato del Parlamento que le dice lo que puede aprobar y lo que no. Aunque no lo ha descartado del todo, alegando que tendrá que consultarlo con los miembros del Gobierno y con el propio Parlamento, Rajoy ha insistido en que “el Parlamento está en funciones [sic] y no hay ningún precedente desde 1977 de que un Parlamento en funciones [sic] controle a un Gobierno”. En realidad, es el Gobierno el que está en funciones, ya que el Parlamento está en plenitud de sus competencias, y es por eso por lo que Rajoy ha tenido que pedir el aval de la Comisión Mixta Congreso-Senado para negociar con los demás mandatarios europeos.

“Conforme al dictamen de los letrados”, ha dicho, en alusión al informe de la Abogacía del Estado, “hay algunas decisiones que debemos consultar al Parlamento” y por eso el Gobierno ha recabado el apoyo de los grupos parlamentarios. “Lo importante”, ha insistido, “es que nos ajustemos al acuerdo del Parlamento y esa es la batalla que estamos dando aquí”. Para Rajoy, no hace falta que el Gobierno informe al Congreso sobre el cumplimiento de su mandato, ya que “los propios parlamentarios conocen muy bien lo que han aprobado y conocerán muy bien lo que se aprobará aquí”.

El temor de Rajoy es sentar un precedente que permita al Parlamento controlar al Gobierno en funciones. Tras asegurar que él no ha tenido nunca inconveniente en comparecer ante las Cortes, ha añadido que “el tema no es ese”. “El tema es cuáles son las obligaciones del Gobierno en funciones y las del propio Parlamento, que tiene sus propias obligaciones y no siempre tiene la razón en todo lo que hace”.

En cualquier caso, el presidente se ha mostrado “mucho más contento” que al inicio de la cumbre con los cambios que se han introducido en el borrador de acuerdo con Turquía; en concreto, que se respete el derecho internacional, se atienda de manera especial a los grupos más vulnerables, como menores no acompañados y mujeres víctimas de violencia de género, y se excluyan las expulsiones masivas, de forma que las solicitudes de asilo se tramiten individualmente y con todas las garantías, puntos todos ellos que figuraban en el acuerdo aprobado por unanimidad en el Parlamento. Todavía falta, sin embargo, que el acuerdo sea aceptado por el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, por lo que “nada está cerrado” y la cumbre podría prolongarse hasta avanzada la noche de este viernes.

Rajoy, que el jueves no encontraba palabras para calificar la petición del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al primer ministro griego, Alexis Tsipras, para que medie ante el líder de Podemos, Pablo Iglesias, la ha calificado hoy de “pintoresca”. El presidente en funciones ha hecho estas declaraciones a su llegada a la sede del Consejo, donde se ha reunido con los mandatarios de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Malta —así como la Alta Representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini— para tratar la situación de Libia.

Reunión en el Congreso

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, también ha expresado este viernes la misma postura, tras reunirse con el presidente del Congreso, Patxi López. El titular de la Cámara es partidario de que el Tribunal Constitucional “aclare” la cuestión y siente un precedente que ahora no existe, pues nunca antes se había prolongado tanto tiempo la formación de Gobierno tras unas elecciones.

La reunión se ha producido un día después de que el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, plantara a una comisión parlamentaria prevista para informar de la asistencia, el pasado febrero, a una cumbre de la OTAN. Nunca antes un miembro del Gobierno había ignorado el llamamiento del Congreso para dar cuenta de su actividad. El Ejecutivo en funciones se basa en que no hay precedentes y que, por tanto, no debe someterse al control de una Cámara con cuya confianza no cuenta. Ayllón ha comunicado que habrá más plantones parecidos porque la postura del Gobierno sigue siendo la misma: “No hay cambio de criterio”.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha ratificado esa posición, tras el Consejo de Ministros de este viernes, y ha usado de nuevo los precedentes de Ejecutivos en funciones autonómicos como sucedió en Andalucía y Cataluña para esgrimir que nunca antes se había reclamado como al Ejecutivo en funciones de Rajoy un control de una Cámara nueva. Santamaría ha construido todo un relato de la situación desde las elecciones del 20-D y la constitución de las Cámaras el 13 de enero para llegar a la conclusión de que ahora lo que los partidos y el Congreso deberían trabajar es en habilitar el próximo mes de abril como “el mes conciliador para buscar acuerdos” y cuestionó que, sin embargo, en lo que se está es en que sea “el mes de los conflictos institucionales sin precedentes con el Gobierno, el mes de un control exhaustivo e integral de su labor y para ejercer la oposición al PP”.

Santamaría aprovechó la circunstancia para volver a asegurar que el Gobierno en funciones no está haciendo política y, por lo tanto, no debe someterse a ese tipo de controles en el Gobierno, aunque este viernes aprobó una Oferta Pública de Empleo para 13.427 plazas y la propia vicepresidenta no dejó de hacer ese tipo de pronunciamientos políticos durante toda su comparecencia. La dirigente popular interpretó así que el presidente del Congreso, el socialista Patxi López, está tomando partido para que el mes de abril se convierta en un periodo de disputa electoral y partidista, justo cuando ella sostiene que debería “ser el mes para conciliar y que España tuviera un gobierno formado por el partido que ganó las elecciones y el segundo de la cámara”. Fue así como reiteró la oferta de pacto de gran coalición de Rajoy a Sánchez entre PP y PSOE.

En la misma línea, el ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, ha asegurado esta mañana en una entrevista en TVE, que de haber sido él Morenés, también habría plantado al Parlamento. “Lo normal es hacer caso a los servicios jurídicos del Estado y es lo que estamos haciendo en estos momentos. Si dijeran otra cosa, otra cosa haríamos. Esa es la razón por la cual no fue el ministro de Defensa ayer ni tampoco va a comparecer ningún ministro si la petición se hace en los mismos términos”, dijo.

Ayllón ha asegurado durante su comparecencia tras el encuentro con López que este no le había ofrecido ninguna alternativa. El presidente del Congreso lo ha negado. “Le he mostrado las peticiones de comparecencia (de miembros del Ejecutivo) y todas son sobre decisiones que ha adoptado el Gobierno en funciones. Incluso hemos hablado de eliminar alguna de ellas”, ha asegurado el presidente del Congreso, tras criticar la “arbitrariedad” del Gobierno al decidir comparecer unas veces sí y otras no.

“Choque institucional”

“Si hay diferencia de criterios, el que hace de árbitro es el Tribunal Constitucional. Creo que incluso el Gobierno debería acudir al Constitucional para calificar esto”, ha dicho López, quien ha recordado que, si no es así, sería el pleno del Congreso el que tomaría la decisión de llevar el asunto al alto tribunal.

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, ha lamentado que el Ejecutivo en funciones no haya cambiado de postura tras la reunión con López. “Es el nuevo Parlamento el que tiene mayores capacidades y es el Gobierno el que tiene sus capacidades limitadas” tras las elecciones del pasado 20 de diciembre, ha asegurado. Batet ha rechazado el argumento del presidente Mariano Rajoy para no someterse al control parlamentario por no contar con la confianza de la Cámara. “Cuando comparece ante el Parlamento, el Gobierno comparece ante los ciudadanos españoles, ante las cámaras que ostentan la soberanía popular. Es necesario que dé explicaciones a los ciudadanos”. El PSOE, ha concluido, ve ya “inevitable” un “choque institucional entre el Congreso y el Gobierno” por este asunto.

FUENTE: ELPAIS.COM

ENLACE: http://politica.elpais.com/politica/2016/03/18/actualidad/1458298891_761944.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL DESGOBIERNO DE RAJOY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s