El Estado, en manos de un pirómano

Enric Sopena ENRIC SOPENA
31/07/2013

Mariano Rajoy demostró ser un peligroso pirómano cuando jugó con fuego en la batalla de Endesa. El PP y sus diversas terminales mediáticas convirtieron el legítimo intento de Gas Natural de adquirir Endesa en el no pasarán los catalanes el Ebro.

Carne patriótica en el asador
Rajoy y Esperanza Aguirre pusieron toda su carne patriótica en el asador para evitar el triunfo empresarial de Cataluña. El entonces presidente de Endesa, Manuel Pizarro -un hombre de Aznar- transformó una cuestión de negocios en una Cruzada anticatalana. Llegó a blandir la Constitución como si fuera la Biblia.

Creció la catalanofobia
Tras esta fase, Rajoy lanzó a sus huestes a la calle para cargarse como fuere al nuevo Estatut de Catalunya. Hubo movilización masiva de firmas populares y creció enormemente la catalanofobia por toda España. En Cataluña, mientras tanto, los separatistas eran felices. Cuanto peor, mejor, naturalmente.

El Tribunal Constitucional, erosionado
Rajoy y sus fieles además erosionaron sin complejos al Tribunal Constitucional. Desestabilizaron a este Tribunal y frenaron las iniciativas de terminar cuanto antes y bien con el asunto del Estatut. Los magistrados de la derecha, y alguno supuestamente de izquierdas, boicotearon el visto bueno al Estatut y se multiplicaron las heridas en ambos lados.

La espita a borbotones
La incapacidad del TC para encarrilar adecuadamente el Estatut produjo una decepción gravísima en la ciudadanía catalana. Y abrió la espita a borbotones del independentismo. La política de Rajoy respecto a Cataluña no puede ser más que nefasta. Él y su partido son los culpables de una situación delicadísima. Ahora, el PP ha conseguido que el tal De los Cobos sea el presidente del TC.

Un bledo
A Rajoy y al PP en su conjunto les importa un bledo que De los Cobos se haya pasado deliberadamente por el arco del triunfo sus incompatibilidades ostentando tan decisivo cargo. Ni debía ser oficialmente aceptable que un magistrado y en la actualidad presidente del TC haya continuado siendo un militante del PP. Ni que tenga negocios paralelos con su Presidencia del Tribunal constitucional. Ni que haya escrito un librito poniendo el dedo en el ojo a los catalanes.

Choque de trenes
Es Rajoy ciertamente un pirómano que atiza, de modo irresponsable, el fuego hasta que estalle el adiós España y asistamos –ojalá que no ocurra- a un choque de trenes. El nacionalismo catalán se ha convertido en soberanismo y avanza velozmente por el camino del separatismo. El Estado está en manos de un pirómano. Y no sólo por el conflicto España/Cataluña.

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM
@enricsopena

FUENTE: ELPLURAL.COM

ENLACE: http://www.elplural.com/2013/07/31/el-estado-en-manos-de-un-piromano/

Esta entrada fue publicada en EL DESGOBIERNO DE RAJOY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s